Bucles en la vida.

Sería bueno partir del origen etimológica de este término, ya que antes no lo he hecho. Entonces, bucle se refiere a un rizo de cabello en forma de espiral. Proviene del francés boucle y este del latín buccula (boquita), compuesta por la palabra bucca (boca) y el diminutivo ula. 

Por lo tanto, y también basándome en las diferentes definiciones vistas sobre esta palabra, puedo decir que en cierto modo en nuestro día a día encontramos presentes bucles de muchas formas, ya que nuestra vida tiene un funcionamiento “tipo bucle”. Esto se debe a la repetición constante y la similitud de las acciones que realizamos. Si nos ponemos a pensar, un ejemplo simple de esto podría ser levantarse, desayunar, estudiar o ir al trabajo, etc; y así sucesivamente convirtiéndose en un bucle diario en el que vivimos. Por esta razón, para cambiar este constante bucle “aburrido o monótono”, las personas deberíamos hacer de nuestras vidas “bucles” que presenten características parecidas a ciertas obras u objetos arquitectónicos o de diseño en los que se reflejan estos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s